Cuautla, Mor.- Como si se tratara de una cinta más de la zaga cinematográfica “¿Y …Donde está el Piloto?, hoy en Morelos la gente se pregunta, ¿Dónde está el Gobernador?… que elegimos para que nos representara, nos respondiera y además, aclarara todas las inmundas raterías del anterior gobernador Graco Ramírez Garrido Abreu y su gavilla de asaltantes y vividores del presupuesto de la entidad, el cual manejaron a su antojo y discreción, sin que mediara una sola ley que protegiera a la ciudadanía morelense y, el cual nos convenció diciéndonos y repitiendo… “no les voy a fallar”, “voy a meter a la cárcel a esos ladrones que se llevaron el dinero que es del pueblo de Morelos”, “no los voy a traicionar”.

En la entidad, todos preguntan, ¿bueno realmente tenemos gobernador?, al grado de que muchos de los que votaron y dieron su confianza al exfutbolista Cuauhtémoc Blanco Bravo, hoy se ven no sólo desilusionados sino engañados y claro empiezan a “tronar” en contra del gobernador, además de los tradicionales adversarios, los cuales nunca creyeron que de un hombre que vivió e hizo fortuna de la “patada”, pudiera salir u ofrecer algo bueno como gobernante de un pueblo.

Y es que, el actual “gobernador” que todo lo resuelve, o trata de resolver, en lugar del que fue ofrecido en las urnas a los votantes, el promotor de origen español, un señor que dice llamarse José Manuel Sanz Rivera, desconoce la entidad, no conoce ni costumbres, ni tradiciones y mucho menos problemáticas, defectos y virtudes, pero el pobrecito hace lo que puede dentro de su ignorancia y claro, no se le puede pedir más.

El principal problema, el de la inseguridad, sigue siendo un atemorizante más de los muchos que tiene este noble pueblo de Morelos, el comisionado es el almirante Ortiz Guarneros, quien proviene del Estado de Veracruz y también desconoce todo lo que es el pueblo de Morelos, su territorio y para colmo de males ahora dicen que posiblemente haya dentro de la policía del mando mixto complicidades con la delincuencia organizada.

Aquí y Ahora la gente se pregunta, principalmente los analistas de la cosa pública y los diputados de la 54 legislatura, ¿que hacen ante la ausencia tan inesperada, sin aviso y tan larga del gobernador Cuauhtémoc Blanco?, de quien se dice anda de vacaciones en Brasil y otros que está en Nueva York, EUA.

Y las respuestas varias son en el sentido de que, los legisladores están bien “maiceados”, o desconocen que se deben a un pueblo que los eligió como sus representantes o, definitivamente no saben que ellos son un poder que debe de nivelar al otro cuando se le evalúa y a este, que es el ejecutivo, se le encuentra “falto”, o sease que se le puede destituir, pedirle su remoción o simplemente se le retire la confianza que un día con tanta esperanza este pueblo le otorgó y a la cual simplemente ya le falló.

Edición 887 1a Semana de Agosto 2019.