Cuautla, Mor.- En Morelos existen de 750 a 800 mil vehículos. Cuando entró el PAN en el año 2000, abrieron 43 verificentros con Sergio Estada Cajigal y con Marco Antonio Adame Castillo en el 2006, donde Eduardo Becerra tenía 5 en su poder al igual que Adrián Rivera Pérez.
Ya con la llegada del tabasqueño Graco Ramírez en el 2012, ordena el cierre inmediato de los 43 centros panistas y con el empresario y boxeador Jorge Kahwagi abren 12 verificentros, dónde siempre trabajaron 10 y 2 fueron itinerantes “y nunca abrieron”.
A partir de su llegada del progresista y títere de la nefistotélica Elena Cepeda, Morelos no puede integrarse a la Megalópolis que la componen CDMx, Puebla, Tlaxcala, Edomex y Morelos, por fallas en el software durante su sexenio, ya que siempre presentó fallas. Eran lugares que no cumplían con los estándares que exigía SEMARNAT, verificentros a medias pues, y por si fuera poco, se utilizó personal que no estaba certificado a nivel federal. Por lo cual, se empiezan a entregar hologramas bajo el agua y sin sistema, siendo este un negocio millonario para Graco y sus amigos.
Ahora, llegó el tepiteño futbolista, Cuauhtémoc Blanco Bravo y se abrieron 5 verificentros en Morelos, luego de que “sancionó” y “clausuró” PROFEPA a petición del Cuauh los 10 existentes.
El padrón vehicular que es de 750 mil vehículos y con 5 hologramas en el estado, daría el promedio de 100 vehículos que debieran verificar por día, serían 500 con sus 5 “nuevos” verificentros, al mes serían 13,500 y a lo mucho verifican 27 mil unidades, por lo que los 5 verificentros son inoperantes para dar abasto al parque vehicular que tiene Morelos.
Urge que se suspenda la verificación en Morelos sin sanciones, en tanto el estado no abra los 12 verificentros que tiene SEMARNAT, se necesitan 35 verificentros operando por la demanda y la cantidad de vehículos que tenemos.
El ejecutivo tiene que licitar mínimo 30 concesiones, siquiera para cubrir la exigencia de la ciudadanía. Mientras buscar el acuerdo con CDMx para verificar en otras entidades de la Megalópolis, aunque ya no sería negocio para el gobernador.
Ahora bien, podría ser un tema legal con las empresas perredistas de Graco, lo que impide que salgan nuevos verificentros. De los 500 pesos 60% es para la empresa y 40% para el estado. Tendrían que verificar 150 mil cada dos meses, y si no se verifica la multa es de mil 300 pesos, por lo que Maldonado Krinis es el principal causante de que miles de morelenses no vayan a CDMx.