Cuautla, Mor.- Asegurando que “somos un gremio muy golpeado tanto por las autoridades como por la delincuencia”, el líder de la Federación del Transporte del Estado de Morelos en Cuautla, César Yáñez, destacó que tan sólo en dos semanas últimas fueron cuatro operadores de taxi muertos, luego de robarles sus vehículos.
Señaló en entrevista con Expreso, el semanario líder, que el gobierno del estado que terminó les dejó como herencia cobros incrementados de hasta el mil 900 por ciento, y “aunque fuimos a reclamar al Congreso del Estado, entendimos que una: los diputados eran incondicionales del gobernador Graco Ramírez que ya se iba y dos: que era improbable que nos hicieran caso.

Aseguró también César Yáñez, que ahora en este gobierno se nos invitó a mesas de diálogo, se nos atendió y se nos explicó y prometió que verían la forma de que esos abusivos cobros implementados en el gobierno anterior se puedan retraer, nos están escuchando y se espera que en los seis años del gobernador Cuauhtémoc Blanco Bravo se pueda dar un mejor entendimiento, dijo que ya de entrada ellos los transportistas quienes, con todo respeto a nuestras autoridades, somos los que verdaderamente sabemos de transporte.

Luego dijo que se manifestaban en favor del reemplacamiento como una forma de controlar el pirataje y la inseguridad que nos afecta a todos, pues todos los días los trabajadores del volante se hacen una reflexión: el día de hoy ¿quién se subirá a mi taxi, la persona que me dará para la manutención de mi familia o alguien quien intentará quitarme algo, el carro o incluso la vida?. Pero por la parte del usuario la pregunta es también de inquietud, pues se pregunta; ¿qué clase de persona es la que me dará el servicio hoy, una decente y educada y servicial o una enferma, que quiera robarme o hasta matarme?.

Finalmente señaló que no se tiene un tarifario oficial y que por ello es que se dan múltiples abusos en los servicios de taxis.

Edición 863 Cuarta Semana de Enero 2019