Los concesionados transportistas de pasajeros en Morelos todo y en Cuautla, siempre son grupos que se hacen los sufridos, los santos, pero en realidad se “pasan de listos”.
Y es que por siempre se quejan de que los titulares de la antes Secretaría del Transporte y, ahora Secretaría de Movilidad y Transporte, son gente corrupta que llega nada más para enriquecerse, pero son ellos mismo los que se hacen las víctimas y son los que corrompen todo al que llega.

Otras veces se ponen para ser utilizados como carne de cañón en los procesos electorales y ellos se dejan empinar a cambio de concesiones o promesas de ellas incluso, por cientos que al final suman miles. Luego ellos mismos los del transporte de pasajeros o cumbieros se quejan de que ya son muchas las concesiones y también de que las prometidas como hoy en el gobierno anterior del PRD, que no se las dieron. En Cuautla ahora vinieron las paradas programadas en lugares específicos y la revisión de rutina, les encerraron dos rutas “piratas” sin permiso y circulando y pusieron el grito en el cielo y cerraron avenidas y ocasionaron caos en protesta.
Aquí debe aplicarse ya y definitivamente lo que el presidente de la república Andrés Manuel López Obrador dice, ya nada de corrupción y todos a portarse bien y a actuar con honestidad y si no pueden, pues que le dejen el negocio en manos de alguien que si les convenga y den buen servicio, ya basta de jugarretas estúpidas no pueden jugar con el pueblo.

Edición 878 2a Semana de Junio 2019.