Cuautla, Mor.- Uno de los rubros más conflictivos en Morelos, el transporte público de pasajeros, pues tanto en las rutas de combis como en los del transporte sin itinerario fijo que son los taxis, se da hoy y se ha dado durante toda la vida, problemáticas y situaciones perversas y prácticas corruptas donde como siempre el mayor afectado es el usuario, que viene a pagar al final todo tipo de consecuencias y bandidajes en lo económico y el pésimo servicio que resulta a la postre caro, oneroso y malo.
En este gobierno de Cuauhtémoc Blanco Bravo y gobiernos anteriores, una ruta al oriente que corre de Cuautla a Oaxtepec y otras que van de Cuautla a Tlayacapan, se trasfiguran “camaleónicamente” y hoy están contra el gobernador y mañana a favor del gobernador, por una lucha ficticia, pues la bandera de todo el transporte que es en contra de los “piratas” o ilegales, siempre ha sido producida en su mayoría por los mismos transportistas que ambiciosos, pretenden obtener cada vez mayores permisos y concesiones y sacan unidades de más incluso poniéndole una placa a una unidad y otra placa del mismo dígito a otra unidad o, aunque no tengan el permiso y luego empiezan a pedir ser legalizarlos.
Otros sistemas o métodos es el hecho de que apoyan al posible candidato a la gubernatura y que este al ganar, les cumpla la promesa de que extienda más concesiones y, lo mismo sucedió con todos los gobernadores, menos con el actual o, al menos fue en un grado no tan grande y evidente. Esto en su tiempo fue catalogado por el exgobernador “frívolo por excelencia”, Sergio Alberto Estrada Cajigal Ramírez como un flagelo social, pues dijo que “apenas se nombra a un director del transporte en el estado e inmediatamente lo corrompen y es un cuento de nunca acabar”.
Luego los líderes del transporte de las rutas unidas y las otras, se metieron por sus derroteros en trifulcas en donde incluso muertos se han dado. Pero con todo y ello las autoridades que han pasado por la hoy Secretaría de Movilidad y Transporte a cargo de un no “limpio” de corrupción Víctor Aureliano Mercado Salgado que es un verdadero “comerciante” por decir lo menos, nunca se han dignado arreglarlo y al parecer no arreglarán, al final a los funcionarios y autoridades no les importa proteger al usuario, ordenar el transporte, porque no está ni bien ni mal organizado sino que lleva años en una perversa maraña de intereses.