Cuautla, Mor.- Un terror recorre la humanidad de todos los mexicanos y por ende de todos los morelenses, porque después de ocho meses de encierro, de no poder tener el contacto con familiares y amigos como era la costumbre, no poder saludar de mano ni de beso a causa del COVID-19 que ya ocasionó la muerte de casi 100 mil personas en nuestro país, ahora ante el peligro de un incremento en los contagios, puede ser que no se pueda salvar las tradicionales festividades de la navidad y el año nuevo, si el semáforo se mueve a rojo el que hasta ahora en Morelos está en amarillo.
Ante un brutal repunte de contagios y muertes del coronavirus, entre los principales países del primer mundo, en México, varios estados que se habrían “confiado” y salieron del confinamiento, descuidando las medidas de seguridad e higiene, pero tuvieron que regresar a un mayor confinamiento e incluso en la ciudad Capital de algunos estados como es el caso de Cuernavaca en Morelos y en todo Baja California, se determinó que cualquier persona que saliera a la calle sin su respectivo cubrebocas sería sancionado hasta con siete mil pesos de multa y un arresto de 36 horas.
El aparato de la salud en México y en Morelos, aunque no han sido rebasados, pues existen tanto espacios para los que presentasen los síntomas como calentura o fiebre, dolor de garganta, cansancio y tos seca, como camas con respirador artificial de oxígeno para los enfermos más graves, cifra sus esperanzas en una vacuna que a decir de los encargados, en este caso la secretaría de Relaciones Exteriores a cargo del canciller Marcelo Ebrard Casaubón, ya está en la fase tres de comprobación, pero esta vacuna estaría disponible se piensa, si todo va bien, hasta el segundo semestre del próximo 2021.

Se dijo que existen al menos 18 posibles vacunas en proceso y que de las más adelantadas está la de los laboratorios Pfizer, pero que hay otras tanto de China como de Rusia y en todas ellas, como la fallida del laboratorio Astra Zéneca y la Universidad de Oxford, participa México y lleva mano.
Dentro de las características de la vacuna contra el coronavirus se dice que requiere aparte de tres fases de comprobación y que no puede darse la siguiente sin haber aprobado fehaciente y contundentemente la anterior, esa vacuna requiere para su conservación una cadena de frio y congelamiento hasta de los 70 grados centígrados bajo cero, cadena que además de que México no lo tiene en sus servicios de salud porque nunca se han necesitado, el obtenerlos resultaría muy costoso y casi imposible de tenerlo en el corto plazo.
Sin embargo, refirieron autoridades encargadas que las empresas de los laboratorios se comprometen ha dejarlas instaladas hasta el punto de aplicación y señalaron que la vacuna depende de los 70 grados centígrados bajo cero para su conservación de hasta seis meses, pero que en una refrigeración normal de un mínimo de dos grados bajo cero, se podría conservar hasta seis días, y ya con 20 grados bajo cero ser podría conservar hasta una quincena.