Cuautla, Mor.- Al tiempo en que el gobernador Cuauhtémoc Blanco era tendencia nacional, ridiculizándole por el error matemático de “son 10″, hemos agarrado a siete narcos y nos quedan cuatro pendientes, el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) informó el jueves el reinicio de los trabajos en la planta termoeléctrica de ciclo combinado de Huexca Morelos, pues dijo, “han sido resueltos los amparos interpuestos para frenar las obras”.
Cabe recordar que la obra generó molestia entre los vecinos cercanos a la planta, quienes pedían fuera cancelada. Ante esta situación, el gobierno de AMLO realizó una encuesta ciudadana en la entidad, donde la mayoría 60%, votó por la conclusión del proyecto.
“Es una obra que se empezó hace varios años, se terminó prácticamente, es muy poco lo que falta para que opere. Se trata de una inversión de alrededor de 20 mil millones de pesos. Dijimos desde el principio que no podíamos permitir que se convirtiera en chatarra porque se trata de dinero del pueblo. Si se inicia la operación de la planta se contaría con energía eléctrica para todo el estado de Morelos”, dijo López Obrador.
“Son de estas obras que heredamos emproblemadas y que no podemos omitir que se trata de inversiones, es como el tren Toluca-Ciudad de México ni modo que dejarlo y decir que estuvo mal planeado cuando ya se invirtieron más de 60 mil millones del presupuesto o los hospitales que encontramos sin terminar, en proceso”, explicó.
Por su parte, Manuel Bartlett, titular del CFE, indicó que Morelos es el único estado que no tiene generación de energía propia, por lo que esta planta traería beneficios directos a la población. Mientras que la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, aseguró que luego de los estudios periciales de hidrología, se determinó que la construcción no causará desabasto de agua en los canales de riego de la región.
Por su parte, el futbolista, actor y gobernador Cuauhtémoc Blanco fue tendencia y el “hazme reír” de muchos en la nación, pues tanto en redes sociales como en medios tradicionales se repitió hasta el cansancio unas matemáticas “trasnochadas” donde el gobernador de Morelos asegura que se tenían 10 narcos en la mira de las autoridades de investigación de Morelos y que ya se habían detenido a siete, por lo que estaban cuatro por ser detenidos, incluso los reporteros le preguntaron por esos cuatro y que como para cuando tendrían resultados, pero nadie le hizo hincapié en que siete y cuatro daban once y ni modo, fue tendencia nacional, luego de la matanza que se dio en un velorio de la Antonio Barona donde fueron nueve los muertos y 15 heridos, mientras que en Cuautla acribillaron en su camioneta a dos jóvenes mujeres, en el camino a Santa Inés y hasta la fecha nada se sabe de los asesinos.