Casi están ya todos los posibles candidatos a la gubernatura de este estado, vapuleado por todo y por todos, de Morelos.

Pues sólo faltaría el Verde Ecologista de México, porque en el Humanista ya está el doctor Mario Rojas Alba, por el PAN va el doctor Victor Manuel Caballero Solano y por el PRI el nunca bien ponderado Jorge Meade Ocaranza y por el Morena y sus aliados va el polémico Cuauthémoc Blanco Bravo, quien por cierto puntea en las preferencias y es el más fuerte de los precandidatos, por el PRD y sus secuaces está el nada querido, desconocido, frío y siempre bien escoltado por hasta 4 camionetas (la de él blindada) Rodrigo Gayosso Cepeda, quien se dice trae las alforjas llenas de billetes y dispuesto a comprar a todos por tal de quedarse con el poder y cubrirle las espaldas a su padrastro, de quien dijo “es mi papá” y finalmente por el Nueva Alianza va el más “golpeado” por el actual gobierno del PRD, el doctor Jesús Alejandro Vera Jiménez, quién se ha convertido en “mártir”.

Si vamos a hablar de las preferencias, y si ahorita fueran las elecciones el vencedor sin lugar a duda sería el Tepiteño, quién sería el sucesor del Tabasqueño, sin embargo va a ser muy difícil que llegue, pues lo van a bloquear por todos lados, incluso hubo unos mal pensados que dijeron que hasta el mismo Temo, era sin duda un plan secreto del gobernador Graco para cubrirse la espalda a la hora de irse con las alforjas repletas.
Hoy incluso hay quienes piensan que el actual mandatario y su familia es de tan mefistofélico clan, que tanto las virtuales candidaturas de los diferentes partidos políticos habrían sido manipulados por el clan en el poder para no quedarse fuera y hacerse del poder otros seis años. Y es que todo está como si hubiese sido preparado para dividir, fraccionar el voto, y así llevarse el triunfo el PRD por la mínima diferencia, además de todas las acciones y la compra de conciencias, que los contrincantes y hasta los analistas han dado en llamar que se tendrá en Morelos en el 2018 un auténtica “Elección de Estado”, ojalá que los morelenses tomen una buena decisión.

Editorial: 822,3a Semana de Febrero 2018

Facebook Comments