Cuautla, Mor.- “La infamia de este “desgobierno” perredista que encabeza en Morelos, Graco Ramírez Garrido Abreu, no tiene límite, pues realizó obras a través de más de cinco años, sólo para quedarse con los diezmos, que ahora ya subieron hasta el 35% del total de la obra y que ahora se reconocen públicamente como “moches” que es la parte del dinero que le toca a quien promovió una obra pública, de la que presumen sin pena tanto el gobernador, como diputados locales, federales y hasta senadores, aunque saben que no es dinero de su propiedad, sino de todo el pueblo.
Esto viene al caso, porque en Axochiapan se acaba de inaugurar un enorme hospital, con bombo y platillo, sin embargo resulta que, y Expreso lo atestiguó a petición de lectores, esas instalaciones son inhabitables pues sufrieron cuarteaduras de consideración y pasó a ser simplemente otro “elefante blanco” de la presente administración.
El gobernador Graco, se llenó la boca en diferentes inauguraciones de obra, diciendo que esas voces contrarias que cada lunes aparecen, señalando errores de su gobierno eran sólo “agoreros del desastre”, sin embargo es innegable que en cinco años la deuda adquirida del Estado de Morelos se incrementó de los mil 500 millones que se adeudaban en el 2012, a casi 10 mil millones de pesos en el 2017, que se hicieron mercados municipales en Hueyapan, Ocuituco y en otras partes, con inversión millonaria, “pero no son utilizados, siguen vacíos”.
Lo único que se construyó y con dinero del pueblo fue el estadio de Zacatepec, el “Coruco Díaz” donde se habla de casi 800 millones, pero se presume el museo “Soriano”, el auditorio de Teopanzolco, el fatídico “Paso Expres” y el arreglo del “mar de Morelos, pero incluso la autopista que llega de Atlaltlahucan a la Ciudad de México, son obras directamente hechas por el gobierno federal y de los recursos de los empréstitos y del presupuesto de ingresos anuales del Estado de Morelos, que asciende a casi 22 mil millones por año y que darían un aproximado de más de 100 mil millones de pesos en los cinco años, no hay ni rastro, no hay obra que acredite tal cantidad.

Facebook Comments