Región Oriente, Mor.-Después de que miles de mexicanos de diversos estados vinieran a Morelos a ayudar con toneladas de apoyo en agua, comida, enlatados, higiénicos, herramientas y medicamentos, la nota lamentable e inédita la dio el Gobierno del Estado que encabeza Graco Ramírez y el sistema DIF de Elena Cepeda, ya que en redes sociales denunciaron choferes haber sido intimidados y detenidos por policías estatales y personal del DIF Morelos. Fabricio Gómez Canales, quien vino desde Monterrey a Tepalcingo, transmitió en vivo vía Facebook, como fue hostigado por el licenciado Fernando Aldape Salas, quien es director general de la academia estatal de estudios superiores en seguridad pública, ya que como se aprecia en el video lo llamó por teléfono para pedirle que llevara el tráiler al cuartel de policía ubicado en Tepalcingo, asegurando que “acá están 70 regiomontanos, la fuerza de Nuevo León”, para luego ir personalmente a encarar a los operadores en una actitud déspota y humillante.

Horas antes, elementos estatales habían retenido el tráiler con 40 toneladas proveniente de Monterrey para Tepalcingo, que fue donado por la sociedad civil, no por el gobierno, en una gasolinera ubicada en la entrada del municipio. Denunció Gómez Canales que se llevaron a dos operadores en la mañana del 22 de septiembre de forma abrupta y encañonándolos, algo que lamentó que lo hicieran las propias autoridades que deben brindar protección y seguridad. Al final, sin dejarse despojar los 4 regiomontanos pudieron dejar las toneladas de ayuda en Tepalcingo, dejando a Morelos con una pésima imagen en el norte del país, ya que quisieron los policías del Mando Único “desviar” la ayuda que venía de la sociedad regiomontana organizada para el pueblo de Tepalcingo.


Pero no fue sólo eso, el obispo de Cuernavaca Monseñor Ramón Castro y Castro, lamentó que tres camiones provenientes de Caritas y con dirección al seminario morelense, fueran llevados al DIF Morelos, lamentó el hecho y aseguró que “esto sobrepasa cualquier lógica moral mínima. Yo les suplico cambien de actitud, no vean sus intereses, sino los del pueblo”, pidió Castro y Castro en entrevista, ante la ola desmedida de acaparamiento de ayuda que realiza el Gobierno del Estado. Otro lamentable caso, lo vivió José Hurtado Gallegos, quien iba a Tlalquiltenango la madrugada del 22 de septiembre, y a las 5 de la mañana su unidad que llevaba 10 toneladas de ayuda fue vaciada por gente del DIF Morelos y oficiales estatales. Hurtado Gallegos sostuvo que ese apoyo era de dinero ahorrado, por lo que iba a denunciar al gobernador “no le tengo miedo a ese criminal, están haciendo política con las despensas y eso no se vale”, puntualizó el ciudadano. Por si fuera poco, y de manera irrisoria a un tráiler proveniente de Universidad Nacional Autónoma de México con el pegote en la caja que rezaba “Centro de Acopio UNAM”, le fue retirado esta leyenda ¿con que fin?, ¿para qué?. Y por último, Jaime Juárez de la contraloría del ayuntamiento de Cuernavaca, denunció que dos aviones con ayuda que llegaron al aeropuerto Mariano Matamoros fueron bloqueados “de manera misteriosa”, ya que dijo “alguien hizo una llamada y no nos van a entregar nada. A veces la política echa a perder todo”, refirió el funcionario de Cuernavaca.

Edic. 805 Cuarta Semana de Septiembre 2017

Facebook Comments