Cuando todo el pueblo de México se entere de lo que realmente los poderosos dueños del poder económico y del poder político, hicieron y quieren seguir haciendo en nuestro país con nuestros recursos, que son propiedad de todos los mexicanos, las reacciones indudablemente serán de pronóstico reservado.
Y es ahora, que tan urgidos andan los políticos de la derecha de banderas que encumbrar y de estandartes de lucha, el que dos jueces hayan casi detenido la Ley de Electricidad, eso les servirá de bandera de lucha en contra del actual gobierno, que en voz del presidente de la república dijo que no sería cómplice de un saqueo más, de un robo descarado y que “vergüenza les debería de dar ser tan descarados” los de Wall-Mart y los de Bimbo, quienes se ampararon en contra de la acción de la justicia.
También señaló el ejecutivo con una muy justificada razón que ahora a la Suprema Corte de Justicia de la Nación SCJN, se le debería cambiar de nombre por el de “Suprema Corte del Derecho”, pues ha dejado de ser de justicia, pues justicia es dar a cada quien lo que le pertenece.
Y es que los grandes consorcios empresariales cambiaron la ley y aún varias leyes, con las reformas estructurales que se dieron en el tiempo de Enrique Peña Nieto, para ser beneficiados con los recursos de todos los mexicanos, por ejemplo en la energía eléctrica, la electricidad que consumen los grandes emporios industriales y comerciales llevan subsidios, así fue cambiada la ley para que esos subsidios fueran legales y por ello es que por ejemplo, una tienda Oxxo, paga menos en su cuenta o recibo de luz que cualquier tienda barrio o de la esquina. Por ello es que los negocios Oxxo están en cada esquina de cualquier ciudad grande o pequeña, iluminadas día y noche y con muchos refrigeradores funcionando las 24 horas del día.
Claro que el presidente señaló que no se podía ni quería quedarse cruzado de brazos y si era necesario, si la corte decidía determinar inconstitucional la Ley de Electricidad, se mandaría una reforma constitucional, de manera que el saqueo de este país se detuviera ya.
Naturalmente que se avecina una lucha mucho más grande y fuerte, pues los grandes consorcios comerciales e industriales nacionales y extranjeros no querrán perder una formidable “minita” con eso de la electricidad, pues además pagan su luz subsidiada en todos sus negocios.