Axochiapan, Mor.- Las últimas lluvias han provocado afectaciones en las hortalizas, principalmente en el cultivo de cebolla o cebollín, que se han infectado de una asociación entre bacteria y virus, por lo que las últimas cosechas mermaron por esta enfermedad que se conoce como punteado y pudrición del bulbo, y además esto no permite que se desarrolle, por consecuencia encareció el costo del cultivo de 80 mil pesos por hectárea (ha) a 100 mil pesos por ha aproximadamente, dijo don Antonio Palacios, productor de cebollas del ejido de Atlacahualoya.

Destacó, que los precios de los insumos les aumentaron, como son semilla que fluctúa entre 20 mil pesos a la tonelada a 35 mil pesos el cebollín original, los fertilizantes, fungicidas, insecticidas, foliares, trabajos de maquila de tractor como: barbechos, volteos, rastreo y surcado.

Indicó que además les subió el costo del agua, pero todo esto no detuvo la producción porque con  recursos propios, de préstamos de particulares, de las cajas populares que están muy de moda, porque los bancos los discriminan, y aunque el riesgo está latente por los bajos precios de cosechas, los productores de cebollines se siguen arriesgando a producir.

En la actualidad el precio del kilo de cebolla de primera en central de abasto Ciudad de México está a ocho pesos, pero esperan que en los próximos días mejore el clima y por ende el precio, los rendimientos en la actualidad están mermados a un promedio de 20 toneladas por ha señaló, el señor Antonio Palacios.

Edición 858 Segunda Semana de Diciembre 2018.