Cuautla, Mor.- El doctor Luis Alberto Nájera Hernández, responsable del área de Enfermedades Transmitidas por Vector, dentro de las cuales se encuentran el dengue, zika y chikungunya; de la jurisdicción sanitaria número 3; explicó que los mosquitos infectados transmisores y las enfermedades tienen etapas cíclicas a lo largo del año, y que son en donde deben ser atendidas debido a que aumentan las enfermedades. Comentó que el año pasado ocurrió un desabasto de insecticida, en los municipios de Jonacatepec y Ayala y para evitar que este año suceda un imprevisto similar se han reforzado los estudios que permiten una mejor planeación estratégica para aprovechar el recurso. “Estos son la curva epidemiológica y vigilancia epidemiológica, que consisten en la observación y análisis de cuantos casos se han presentado a lo largo del tiempo y por ende se saca un promedio de cuanto insecticida se va a utilizar” dijo el doctor.  Según al doctor Nájera se esperan casos similares al año anterior ya que los eventos climáticos y movilidad social les afectan debido a que tienden a aumentar el vector y los casos, sin embargo Nájera hace énfasis en que el trabajo más significativo en la prevención de estas enfermedades, es el que le corresponde a la sociedad en general, por ende, se hace un llamado a la sociedad civil que siga las recomendaciones de descacharrización y el uso correcto del abate para poder prevenir la reproducción del mosquito transmisor, evitando así que las cifras por dengue, zika y chikungunya se disparen en altos niveles. Todos los servicios que presta la jurisdicción sanitaria son de carácter gratuito. Existen alianzas de apoyo con los municipios donde los ayuntamientos apoyan con la aplicación de lamicidas, ya que algunos cuentan con su propio equipo para realizar las nebulizaciones.