Cuautla, Mor.- Su nombre en español, significa águila que cae. El gobernador del estado de Morelos, Cuauhtémoc Blanco Bravo, tiene muchos frentes contrarios que están insistentes en que salga destituido de su gobierno por muchos motivos acumulados y acumulables, pues agobian a la entidad que pretende gobernar a control remoto, todos los flagelos sociales posibles. Inseguridad, nepotismo y nula obra pública y por si fuera poco, ni una sola promesa de campaña realizada.Como no queriendo la cosa, solo en esta semana hubo dos comentarios del presidente de la república Andrés Manuel López Obrador contrarios al gobernador de Morelos.
Primero cuando pasó por caminos de Axochiapan y encontró a un padre e hijo tapando con tierra los hoyos del camino y subió el vídeo a redes, pidiéndole a los gobernadores más atención y a no abandonar esos también importantes caminos pero que no se les da mantenimiento.
Luego en la mañanera conferencia de prensa del pasado jueves 9 de octubre, dijo el presidente que el gobierno no era el DIF, y que por lo tanto cualquier tipo de nepotismo es corrupción y, le cayó la pedrada al gobernador de Morelos con su hermano incómodo Ulises, quien se ha hecho público que participan y atiende las cosas como si de un gobernador se tratara, pero que la población ni eligió y por ende desconoce.
Cuestionado AMLO al respecto de incluso la posible destitución del Cuau, por ineficacia de su gobierno, el presidente contestó que le pareció muy bien la respuesta del gobernador de Morelos, al comentario del vídeo subido a redes sociales, pues “lejos de molestarse, rápido puso remedio, arreglando la carretera”. Finalmente de quedar claro que el equipo del gobernador no le ayuda, que ese equipo vino solo a hacer dinero para sus alforjas, que lo peor, el gobernador Cuauhtémoc Blanco Bravo nunca supo que el hablar compromete y él, le habló a la ciudadanía de mucho que la gente quería oír, como castigar a Graco y su pandilla de rufianes, lo que no pudo en este primer año y se ve muy complicado que lo logre pues cada vez se empantana más él solo. En su visita al municipio de Ayala para la presentación de inversión en materia hídrica para la zona metropolitana de Morelos el gobernador Cuauhtémoc Blanco Bravo exclamó a la audiencia: “ustedes saben que yo no soy político, soy gente como ustedes, gente de lucha de trabajo, que viene de abajo, ustedes me pusieron aquí y Dios me puso aquí también para acabar con estas injusticias de estos grandes políticos”.

Edic. 894 2a semana de octubre 2019.