Ayala, Mor.-El alcalde Antonio Domínguez Aragón y cabildo, en el paraje de Rancho Viejo, la conmemoración del 107 aniversario luctuoso del profesor Pablo Torres Burgos, donde se realizaron los honores correspondientes. El alcalde Antonio Domínguez, manifestó a los presentes que no debe dejarse perder la memoria del profesor Torres Burgos, “ayalense que ha dejado huella en la historia del movimiento revolucionario del sur”, aseguró el edil.

Pablo Torres Burgos nació en 1878 en la comunidad de Villa de Ayala, siendo hijo de Nicolás Torres y de doña Margarita Burgos; cursó la primaria en la ciudad de Cuautla y allí mismo prosiguió sus estudios para maestro. Un 23 de marzo luego de salir de Jojutla en compañía de sus hijos David y Alfonso, se dirigió a Moyotepec; al llegar a la barranca de Rancho Viejo se detuvo a descansar. Su hijo Alfonso, que tenía doce años, salió en busca de alimentos, pero fue sorprendido por fuerzas federales del general Javier Rojas, mandadas por el capitán Gálvez. El cautivo, dada su corta edad y notoria inexperiencia, fue obligado a llevar a las tropas a donde se encontraba su padre y su hermano. Los soldados al tenerlos a la vista hicieron descargas de fusilería que segaron las vidas de Pablo Torres Burgos, de su hijo David, sus cadáveres fueron trasladados a la ciudad de Cuautla donde fueron puestos en exhibición.

Expreso Edición 827. Cuarta Semana de Marzo 2018

Facebook Comments