Mundial de futbol, triunfos de México, tienen a los mexicanos absortos de cualquier otra cuestión, incluso algo tan importante como es la elección del 2018, la más grande de la historia de nuestro país,18 mil 300 cargos a puestos públicos en la nación, ha pasado a segundo término.
En redes sociales se desató la versión de que el presidente de la república Enrique Peña Nieto, aprovechando la adormecedora cuestión del Mundial de Rusia 2018, habría decretado la privatización del agua de México, sin embargo habrá que esperar que termine el mundial para ver que tan real es esa historia, que de ser cierto sería una verdadera calamidad al igual que aquella que se difundió en donde se concesionaban o se vendían, todas las costas de nuestra república, con 50 kilómetros tierra adentro o aquella de que se habría firmado un acuerdo para que el Golfo de México ya no fuera tal y ahora se denominara Golfo de los Estados Unidos de Norteamérica, con la consabida apropiación de los límites de las 200 millas marinas y hacer posible la perforación de pozos en aguas profundas más a sus ”anchas” por parte de los “gringos”.
Pero si el mundial de fútbol fue capaz de opacar la elección más grande la historia de México, y si algo como lo relatado se dió, pues entonces somos un pueblo que si nos fue mal con los gobiernos, realmente nos lo merecemos, pues cuando el patrón no cuida el negocio, los empleados o funcionarios, simplemente hacen lo que les pega la gana.

Edición 839 4a Semana de junio 2018.

Facebook Comments