Cuautla, Mor.- Al tiempo que el gobernador actual del Estado de Morelos, Cuauhtémoc Blanco Bravo suplicaba a Dios por que ya pronto cayera en la cárcel el exgobernador Graco Ramirez Garrido Abreu, este reapareció y ante diferentes medios de comunicación, lo que se hizo viral, aseguró que “no tengo problemas, no me voy a amparar, no hay evidencias de nada y de todas las denuncias interpuestas en mi contra ninguna tiene el sustento suficiente y no hay nada de que yo tenga un proceso abierto”, señaló con su clásica risita burlona, por allá en Baja California norte.

Como en alguna entrevista dijera Expreso de Morelos, el abogado Samuel Sotelo Salgado, “las casi 30 denuncias que actual gobierno, en contra del gobernador anterior y una buena cantidad de sus exfuncionarios, simplemente no caminan y a ellos se les puede ver tan campantes caminado por las calles de Morelos y de México, sin ninguna preocupación”.

El único que quizá sintió un poco de pasos en la azotea, fue el ex secretario de finanzas del estado Michel Luna, quien por aquello de “no te entumas”, prefirió ampararse desde los primeros días del actual gobierno.

El exgobernador Graco Ramírez Garrido Abreu, simplemente dejó en claro que él fue muy astuto y los que llegaron y sus abogados son unos pobres inocentes o impreparados que por más que le buscaran, nunca lo llevarían a la cárcel y que “hasta al momento no pudieron comprobar nada, ni hay evidencias de nada y que ni siquiera han sido capaces de llevar a juicio a ningún secretario de su gobierno ni a algún funcionario mayor de su administración”, espetó Graco.

Dijo el acusado exgobernador de depredar, desplumar y dejar endeudado con más de diez mil millones de pesos a nuestro estado, que “no había evidencia” del desvío de los miles de millones de pesos y que aunque ya no pertenecía al PRD, tenía amigos en los diferentes partidos, incluso en Morena. Cuando se le pidió nombres, simplemente dijo que el nuevo gobernador de esa entidad Jaime Bonilla, es su amigo de muchísimos años, que le unía una amistad como la que tuvo incluso con el actual presidente de México, Andrés Manuel López Obrador.

Risueño, con menos pelo y con una cara bien dura, Graco Ramírez seguro de lo que decía, repitió no tengo problema, no tengo problema…no tengo problemas, ante la insistencia de los reporteros, sin sangre en la cara simplemente señaló que la Auditoría Superior de la Federación, no había hecho ninguna observación en torno al manejo del presupuesto durante su mandato.

Sin dar nombres, el Fiscal Anticorrupción de Morelos Juan Salazar Núñez confirma que hay órdenes de aprensión contra ex secretarios de Movilidad y Transporte del gobierno de Graco Ramírez; están implicados en la venta ilegal de permisos. Uno de ellos sería Jorge Messeguer Guillén. Pero, dictan prisión preventiva contra Noé Sandoval, ex director general del Transporte Público en Morelos en el gobierno de Graco Ramírez; es acusado de entregar permisos falsos y vender concesiones apócrifas. Fue citado varias veces a comparecer y nunca acudió.

De ello Graco Ramírez dijo “sólo es un funcionario menor”. Así las cosas en el violento Morelos.

Edición 888 2a Semana de Agosto 2019.