El “destrampe” en el que terminó esa manifestación de las mujeres en la ciudad de México, donde fueron agresivas y muy vándalas y donde muchos medios de comunicación fueron violentados, naturalmente fue preparada por los adversarios de la Jefa de Gobierno de la CdMex, Claudia Sheinbaum Pardo, pues de acuerdo a la experiencia, ningún movimiento social nace expontáneo y este fue contra ella y la 4T toda.

Y es que es una suerte de lucha por el perdido poder el pasado primero de julio del año 2018, por los otrora grandes partidos como el PAN, PRI y PRD, quienes eran manejados por esos poderes facciosos que hoy sienten a sus antiguos privilegios cada vez más lejos, sienten que los pierden en un año lo que les costó tantos conseguirlo a la sombra del poder político, donde no sólo se hicieron ricos y millonarios e influyentes, sino que además nunca perdían su dignidad, honra y fama pese a ser unos viles delincuentes de “cuello blanco”, ladrones del dinero y bienes de todo México.

Estas manifestaciones de la mujeres que les asiste todo el derecho a reclamar seguridad a su integridad, simplemente fueron utilizadas e incitadas a la violencia, sin embargo ya se habían tardado, pues la lucha anticorrupción decidida por el presidente de México Andrés Manuel López Obrador, no sólo les quita privilegios sino esa potestad de sentirse “dueños del México” que ya se les fue y que posiblemente no volverá. Por ello había que abrir fuego porque, las transformaciones o revoluciones se hicieron antes con las armas y mucha sangre.

Edición 888 2a Semana de Agosto 2019.