Cuautla, Mor.- La entrega-recepción del gobierno saliente que encabeza hasta el último día de septiembre de este año 2018, Graco Ramírez Garrido Abreu y, del entrante que encabezará Cuauhtémoc Blanco Bravo, que ya empezó, se verá como nunca antes en la historia de la entidad, plagado de un enorme encono, ira y desprecio de la ciudadanía por los que se van y también como nunca antes, con una esperanzadora actitud hacia los que llegan, pues la gente de “a pie” de Morelos no ignora y se da cuenta de cuando un gobernante le es poco o mucho favorable y el de ahora, aseguran, solo vino a saquear sin freno a la administración 2012-2018.

Y es que en alguna ocasión, los que saben y analizan la cuestión política de Morelos, opinaron que el peor de los gobernantes habría sido un tal Armando León Bejarano, que sucedió en el cargo a Felipe Rivera Crespo y que ni los actos despreciativos hacia la ciudadanía pobre morelense de un Jorge Carrillo Olea, ni tampoco la tibieza de un Jorge Morales Barud, o la lujuria desatada de ese junior gobernador frívolo y “reventado” que fue Sergio Estrada Cajigal Ramírez y claro mucho menos el gris gobernador que fue el doctor Marco Antonio Adame Castillo, lo opacaron.
Bueno pues, esos analistas hoy, a escasos mes y medio de que termine la actual “administración”, aseguran que ésta es la peor, peor de todas, la que más endeudó al estado, pues Graco Ramírez la recibió con mil 500 millones de deuda y hoy hay quienes confirman que dicha deuda superó fácilmente los once mil millones de pesos, la seguridad pública definitivamente nunca fue disminuida y aquellos prometidos 18 meses para acabar con la inseguridad se convirtieron ya en seis años y realmente la entidad está peor, y ahora hasta con el surgimiento ya sin contrapeso alguno de las autodefensas, que también las llaman “guardias civiles”.

La gente del campo, productores de todos los rubros, se dicen no sólo abandonados, sino traicionados, pues con “un gobierno caprichoso”, como el actual encabezado por Graco Ramírez, se hicieron cosas que nunca debieron admitirse como fue la creación de una asociación de productores de sorgo para allegarle clientela a la empresa Malta Cleyton, que consiguió el grano más fresco y más barato. Y en perjuicio de unos 10 mil productores del grano pertenecientes a la hoy desmantelada “Unión de Ejidos Emiliano Zapata” de Jonacatepec, Morelos.
Muchas veces fueron precisamente los antes “amigos” de lucha y socios de Graco, de la Unión Nacional de Trabajadores Agrícolas UNTA, quienes tuvieron que bloquear carreteras y oficinas durante este sexenio, porque los recursos y los apoyos en especie nunca llegaron. De las otras organizaciones ni que decir que se manifestaron como la CCC Central Cardenista Campesina, quienes cuando vieron que no les hicieron el menor caso en las instituciones del campo del estado se lanzaron directos a la SAGARPA en la capital de la república y bloquearon las oficinas, incluso su líder el ingeniero Humberto Sandoval Zamora, se “encueró” allí como último recurso para que le hicieran caso.

En transparencia, la opacidad ganó. En la cuestión de Desarrollo Económico, en donde empezó el hijo de aquel expresidente de Cuernavaca tan querido como fue Julio Mitre Goraieb, Julio Mitre Cendejas, y luego lo reemplazó el actual Juan Salgado Ponce, también hijo de un ex-presidente de Cuernavaca priísta que luego se fue al PRD, Juan Salgado Brito, bueno pues esa institución sin resultados… CONTINUARÁ.

Edic. 844 4a Semana de Julio 2018.

Facebook Comments