CDMX .-  El sector de la construcción es responsable del 16% del consumo mundial de agua, mientras que un 9% de las
extracciones de agua de fuentes naturales destinadas al sector industrial, se emplearon en la producción del concreto.

El agua más recomendable para utilizar en la construcción civil es la potable, señala el texto peruano. Este tipo de agua también se suele usar para la fabricación del cemento, debido a que carece de impurezas que dañen o modifiquen las propiedades internas del mortero, que podrían ser perjudiciales en la construcción. Además, el concreto es el que más se utiliza en el planeta debido a sus bajos costos y facilidad de uso, y según registros, durante todo el proceso de producción de concreto se consumen 16.6 km3 de agua al año y la situación podría agravarse en el futuro, ya que 75 % de la demanda de agua para la producción de concreto podría provenir de regiones con escasez del líquido en el año 2050.

Para la gestión, diseño y construcción de edificios sostenibles, existe LEED® (Líder en Eficiencia Energética y Diseño sostenible), un sistema de certificación voluntaria, en cuatro aspectos: social, edioambiental, económico y de bienestar para los usuarios. Es el estándar para la certificación de sostenibilidad de los edificios más difundido en el mundo. Por su eficiencia y ahorro energético, así como por su búsqueda y desarrollo de soluciones innovadoras, existen nuevos productos como son los paneles aislantes de IsoCindu lows cuales contribuyen en la certificación LEED BD+C (Building Design and Construction) para edificios sostenibles, para las áreas de proceso integrado, sitios sostenibles energía y atmósfera, materiales y recursos, así como en calidad del ambiente interno.