Andan insufribles los otrora beneficiarios directos de la relación del poder político con el poder económico de México, pues poco a poco ven como desaparecen en este sexenio de la 4T, todos y cada uno de sus privilegios y lo mismo nacionales que las transnacionales, por ejemplo la de la medicinas que hasta el apoyo de la Organización Mundial de la Salud, recibieron al divulgar que en tanto el sistema de salud en México asegura que sólo hay 12 mil casos de dengue en el país, ellos los de la OMS aseguran que existen más de 40 mil.

Y es que no es para menos, antes sólo tres empresas del grupo de las que manipulan la salud mundial, en México vendían tres mil, de cuatro mil millones de dólares que consumían el sector salud en medicamentos y artículos de curación y a los cuales hoy AMLO ya dijo que no les va a comprar nada, hasta que no se aclare la serie de movimientos de corrupción detectados en las transacciones, donde hasta políticos que no tenían nada que ver, vendían medicinas y medicamentos. Esos afectados en sus maniobras oscuras y privilegios andan “calientes”, y formaron el grupo “ya basta de despilfarro” en contra de Andrés Manuel y su 4T.

Y aprovechan todo lo posible, sea o no cierto, como sucedió con la última falsedad de que subió la gasolina, para demeritar su gobierno.

Puede que el gobierno de AMLO no sea todo lo carrecto que se quisiera, pero seguir como veníamos con el PAN, el PRI y en Morelos con el PRD ya era insostenible.

Aunque puede luego de AMLO venir un gobierno fascista dado el enojo de los “fifís”, y eso, solo un pueblo consciente podría evitarlo. ¡Aguas!.

Edic. 891 1a. Semana de Septiembre de 2019