Cuautla, Mor.- Tras la tremenda “reprimenda” pública, que recibiera el gobernador del Estado Cuauhtémoc Blanco Bravo por la diputada petista Tania Valentina Rodríguez Ruiz, presidenta de la Junta Política del Congreso del Estado en la instalación del segundo periodo ordinario de la 54 legislatura, principalmente por su desapego al puesto que solicitó y que se le confirió y confió, con el voto el pasado primero de julio del año 2018, el poder político y en general el Estado todo, se le ha ido de las manos si es que alguna vez lo tuvo, pues además de que la inseguridad, los baños de sangre y violencia y un sin fin de delitos siguen campeando en la entidad; ahora fue bloqueada la ciudad capital de Cuernavaca, convirtiéndola en un infierno, ante lo cual nadie ni el gobernador ni un solo miembro de su gabinete, atinó a hacer algo para remediarlo.
El Infierno….
Bajo insoportables rayos del sol, miles de automovilistas, traileros y transporte público en general soportó horas porque habitantes de Jiutepec, se manifestaron para pedir la salida ya de plano, del alcalde Rafael Reyes Reyes presidente municipal de Jiutepec, pretextando pésimos manejos, nepotismo y muchos compadrazgos y favoritismo en su administración.
Luego unos 200 jóvenes que dijeron pertenecer al programa federal de “Jóvenes Construyendo el Futuro”, acusaron abiertamente a Miguel Ángel Rabadán Castrejón, ex presidente de Jiutepec y coordinador de ese programa en Morelos, y al recién nombrado director del Banco del Bienestar el ex senador y acusado de todo tipo de manejos turbios, cuando fue alcalde de Jiutepec, Rabindranath Salazar Solorio, de quererlos afiliar a MORENA por la fuerza y además acusaron que gente de Miguel Ángel Rabadán en Temixco les dan sólo mil pesos, quedándose con el resto. Y dieron nombres: Daniel Suárez Palma, en Jojutla; Carlos Benítez Urióstegui y Erick Yorán Saldaña Gómez en Jiutepec que se apropiaron de más de mil tarjetas, de retirar y quedárse el dinero y quienes también les amenazaron con quitarles el programa y hasta con que el grupo criminal de la “maña”, ¡les pondría en la madre! si denunciaban.
Los jóvenes presentaron escrito con 900 firmas de respaldo de jóvenes dijeron, y pidieron que el mismo presidente de la república Andrés Manuel López Obrador tome cartas en el asunto.
Sin embargo, analistas políticos dejaron entrever que cabría la posibilidad de que fuera la misma gente del gobernador del estado, la que hubiera manipulado estos movimientos para “limpiarse un poco de su ineficacia”, demeritar las acciones de los morenistas, acérrimos contrarios del “Cuau” y de pasadita “tocar” a esa mafia del poder que sentó sus reales en el segundo municipio más grande de Morelos, Jiutepec. Todo ello aprovechando que el mismo Obispo de la Diocesis de Cuernavaca Ramón Castro Castro, señaló la ineficiencia de la Fiscalía general de Justicia del Estado, como la verdadera causante del incremento de la inseguridad en la entidad.

Edic. 891 1a. semana de Septiembre 2019