Cuernavaca, Mor.- Las famosas comparecencias que organizó el Congreso del Estado, fueron un escenario a modo del futbolista venido a gobernador Cuauhtémoc Blanco Bravo, quien mandó a sus secretarios a dar “su informe”. Esto, ya que casi ninguno, dio contestación a las preguntas algunas certeras y otras sin sentido de los diputados y diputadas. Así pues, el marino Guarneros encargado de la seguridad, solo dijo que “la seguridad es también un tema de los ayuntamientos y no hacen nada al respecto”, expresó el vice almirante, al tiempo de repetir que no existe dinero ni policías suficientes en la entidad. El que se llevó la de ocho, fue el representante de futbolistas profesionales, jefe de la oficina de la gubernatura, José Manuel Sanz, quien acudió pasadas las 9 de la noche y fue cuestionado por el manejo discrecional de más de 300 millones de pesos en publicidad (sobre todo en facebook), sin invertir en la promoción de las bondades de Morelos, ni en obras realizadas. “No traigo la respuesta, se la puedo enviar por escrito”, esbozaba un retador Sanz a los legisladores, demostrando con su altanería una total ignorancia, pese a que llevó su porra que vitoreaba su apellido, cual partido molero de futbol. Le recriminaron su falta de operatividad política y le reclamaron su nula participación en el tema con los alcaldes que se manifestaron con miles hace semanas. No pudo responder ni cuantas iniciativas ha presentado al congreso del estado.
Eliacín Salgado, titular del IEBEM no pudo responder tampoco las cuestiones, al tiempo que Gabriela Bañón líder de los maestros homologados y jubilados, exigía el pago que habían pactado para la fecha 11 de marzo, día que llegó y nunca les cumplió el gobierno estatal, por lo que tomaron casetas y entraron en un paro indefinido, anunció la lideresa magisterial. Con todos hubo foto, pero con el IEBEM los y las legisladoras ni siquiera hicieron algo por acercarse con Eliacín, quien cada semana recibe un nuevo problema en el instituto, mismo que se acumula solamente, ya que son más que las soluciones.
A Fidel Giménez, el secretario de obras del estado, le pidió la legisladora Alejandra Flores, dejara de hacer campaña para la presidencia de Cuernavaca con recursos públicos, siendo que el único municipio que se ha llevado más rehabilitación de cinta asfáltica ha sido la capital, donde se le ve sonriente acompañado por Paty Torres del Movimiento Nacional por la Esperanza, del llamado “patrón” René Bejarano. Le criticaron también, la falta de obra en los municipios por siempre andar en campaña.