Cuautla, Mor.- Debido a los enormes intereses creados en torno al ramo de las medicinas, medicamentos, artículos de curación, médicos, especialistas y hasta enfermeros, médicos generales entrevistados por Expreso de Morelos, opinaron que el nuevo INSABI, (Instituto Nacional de Salud para el Bienestar, que sustituyó al anterior Seguro Popular, del cual dijo AMLO que ni era seguro ni era popular), tendrían muchas dificultades para implementarse como el presidente quiere y en el tiempo que pretende.
Cuando se dio a conocer que desaparecía definitivamente el creado por el presidente Felipe de Jesús Calderón Hinojosa, “Seguro Popular y que fue sustituido por el INSABI, Expreso de Morelos, se dio a la terea de entrevistar a médicos generales y las respuestas fueron varias. Principalmente dijeron que era lo “ideal” pero que estaba cerca de lo imposible, principalmente por la gran presión que mete a los grupos que siempre manipularon el sector y que definitivamente no querrán dejar, principalmente los especialistas con sus altos cobros de consulta.
Se dijo que por ejemplo en México, no todo el que quería ser médico general lo conseguía, pues hay que pasar filtros. Segundo, que cuando se pretendía ser especialista de alguna disciplina médica los filtros eran más severos y no cualquiera lo lograba y pusieron un ejemplo: la soriasis es un mal de la piel que en Cuba lo pueden curar fácilmente, en México anda la persona toda “pinta” por no tener la atención de un especialista y más cuando la gente no tiene el dinero para pagar una consulta de 800 pesos y las medicinas.
Es un hecho que en México desde hace siglos el terreno de la medicina y los fármacos son manejados como propiedad de unos cuantos grupos y empresas transnacionales, señalaron y agregaron: que naturalmente manipulan servicios especiales y fármacos al antojo y lucrando con la enfermedad del pueblo de México, por ello es que la intención del presidente Andrés Manuel López Obrador, es buena, ideal y humanitaria, “así debería de ser pero por un tiempo rayará en lo imposible” aseguraron varios médicos generales.
Eso por un lado y por el otro está la “megacorrupción”, pues se compran los fármacos e insumos de curación con sobreprecio, era un secreto a voces que no surtían el pedido completo y cuando faltaba medicina había otro sobreprecio.