Cuautla, Mor.– Luego de una andanada de comentarios contrarios al gobernador de Morelos Cuauhtémoc Blanco Bravo y su equipo más cercano por unas investigaciones en supuestos delitos de lavado de dinero, el presidente de la república Andrés Manuel López Obrador en su conferencia “mañanera” realizada en la ciudad capital de Cuernavaca, prácticamente los deslindó y dijo que no se habría encontrado delito alguno en torno a ello.
Como se recordará Santiago Nieto Castillo de la Unidad de Investigación Financiera dependiente de la Secretaría de Hacienda Federal, denunció ante la Fiscalía general de la república a varios cercanos del actual gobernador de Morelos, que sin embargo al decir el presidente de México que no habrían encontrado delitos, entre la opinión pública se quedó la sensación de que absolvió al gobernador ny de pasada al equipo cercano.
El gobernador Cuauhtémoc que no ha dejado buen sabor de boca entre ciudadanía de todo Morelos, por su marcada ausencia de la entidad y su poco contacto con la gente ya como gobernador, debido principalmente a su pésimo manejo de comunicación social y su falta total de operadores políticos, que le pudieran servir de apoyo y posibles “fusibles” en la problemática, sólo tiene al jefe de la oficina de la gubernatura quien de paso también está señalado por manejo de dinero de dudosa procedencia y compra de inmueble registrado a menor costo de su valor de mercado y el conflicto de intereses que ocasionó el haberse dado la operación entre funcionarios actuales de este gobierno.
“Sí, en el caso de Morelos han habido acusaciones, se han hecho investigaciones pero no se ha encontrado ningún delito o presunto delito, esto me lo informó Santiago Nieto, de Inteligencia Financiera, hay denuncias presentadas que corresponde atender a la Fiscalía General de la República, pero no hay elementos en lo que a nosotros corresponde, es lo que tiene que ver con el manejo del dinero, acerca de funcionarios en el caso de Morelos”. “No hay elementos para continuar con una investigación y llevar el caso a la Fiscalía, que es la que tendría que resolver. Hay otras denuncias pero no de parte nuestra, no lo que tiene que ver con el Ejecutivo federal”, concluyó el presidente Andrés Manuel López Obrador y se pasó a otro tema.