Cuautla, Mor.- ¿Lo que se avecina es el “pandemónium”?, pues no sólo es lo de la pandemia del COVID-19, sino que se le tiene que agregar la crisis económica y su muy lenta recuperación, si es que en Semana Santa la gente sale al por mayor y sin precauciones, dando como resultados más contagiados del coronavirus; porque la ola de delincuencia, violencia y muerte que sigue en todo lo alto, en un estado donde el gobernador Cuauhtémoc Blanco Bravo como que empieza a darse cuenta que el estado tiene grandes y graves problemas e implementa unas medidas que a la postre poco o nada han servido hasta ahora.
Como la puesta en marcha en agosto del 2020 con “Golazo contra la Corrupción”, de la que nada dijo la secretaria de la Contraloría, América Berenice Jiménez Molina, al comparecer ante el Congreso del Estado, con motivo de la Glosa del Segundo Informe de Gobierno, donde indicó que dentro del eje cinco denominado “Modernidad para los Morelenses”, se establecieron una serie de acciones para promover la eficacia y eficiencia dentro de la gestión pública, fortaleciendo a los órganos internos de control del Gobierno estatal, a fin de lograr una estricta vigilancia, supervisando el destino del gasto público, pero nunca mencionó resultado alguno. Debe decirse que sólo algunos resultados dio la Sedagro, como que benefició a 37 mil 865 productores al rehabilitar 435 kilómetros de caminos de saca; 225 mil 31 metros cúbicos de desazolve en presas, ríos y jagüeyes; 58 excavaciones de ollas para la captación de agua pluvial; 166 hectáreas de desmonte y desempiedre de parcelas. Fortaleció unidades de producción de frutales, ornamentales, apícolas y acuícolas, se otorgaron créditos por un monto de seis millones 639 mil pesos en beneficio de 578 productores (179 mujeres y 399 hombres) pertenecientes a 53 ejidos de 22 municipios. Y a producción de granos básicos, destinó 18 millones 382 mil pesos para el ciclo agrícola primavera-verano 2020, con créditos que capitalizaron las unidades de producción de maíz, avena y sorgo en beneficio de mil 294 productores (406 mujeres y 888 hombres) de 127 ejidos de 31 municipios del estado.
En lo político…
¿Tantos partidos y candidatos es con el fin de “pulverizar” el voto?. Mucha gente entrevistada por el semanario Expreso, cree que la locura es y así será, pues primero con tantos partidos y con tantos participantes pues aparte de los tradicionales y los partidos de reciente creación, ahora se tendrá un buen número de candidatos independientes. Y es que este 2021, hay 219 cargos públicos a repartir en Morelos, pero más de dos mil 500 aspirantes por 23 partidos a 12 diputaciones locales y ocho proporcionales. 33 presidentes municipales, 33 síndicos, 153 regidores, 3 consejos municipales indígenas y para culminar una docena de candidatos independientes, que son de los que si ganan, ganan todo y no tendrá que repartirse nada con ningún partido, para casi un millón 507 ciudadanos registrados en el padrón electoral, de los cuales se espera que voten a lo máximo 300 mil, casi una quinta parte por ser elecciones intermedias.
Sin embargo con tan sólo esa quinta parte del padrón electoral, según los entrevistados se armará un gran escándalo. Pero lo que si coincidieron en afirmar la mayoría, fue que el enemigo a vencer es MORENA y mientras unos dijeron que no se les va a hacer, otros opinaron que era la oportunidad y que definitivamente era la vacuna el próximo 6 de junio del 2021. Así mientras unos hablan de un gobierno de la república sin brújula, otros hablan de que como nunca se tiene rumbo y que hoy se hace lo que hace tanto tiempo debió ser.
Finalmente, se debe decir que los logros en el gobierno del estado en mucho se deben al gobierno federal, pues es muy loable que con dos mil 633 muertos por COVID-19 ahora ya se llevan vacunados a 40 mil personas mayores de 60 años y se esperan para el 31 de marzo se les aplique la segunda dosis a una buena cantidad de ancianos.