Ya se fue el primer año de este sexenio tan intenso, tan controvertido, donde hubo logros que los “desplazados” del poder, de otros partidos y de otros tiempos no quieren acreditar, porque le apuestan al fracaso del presidente de la república, sin embargo Andrés Manuel López Obrador, fuerte, necio y terco no afloja el paso y en cada mañana documenta, alienta e informa de lo que hace piensa y procura.
Son pues la conferencia de prensa de “Las Mañaneras” el medio por el cual el jefe del ejecutivo, se logra erigir y defenderse, así como determinar la agenda diaria. Y todo lo hace sin asomo de flaqueza, con franqueza y sin perder la figura, aunque a veces los cuestionamientos son muy duros.
Es gracias a esas mañaneras que el presidente de la república ordena y reordena lo por hacer, enmedio del intentado desorden que las derechas y sus huestes le procuran por medio de la prensa tradicional, no solo nacional sino muchas veces también la extranjera, a la que se le suman las diferentes redes sociales, principalmente en Twitter, pero en Facebook y You Tube, se repone al ejercer su derecho de réplica.
En fin que hubo un mensaje según dijo el presidente, “satisfecho de lo logrado”, claro que los adversarios le pretenden amargar la fiesta con la marcha preparada también para ese primero de diciembre, sin embargo la gente del pueblo realmente está con ese hombre de Tabasco y por si fuera poco , hubo reportajes de la prensa internacional como el Washington Post, que le reconocieron el que a un año de su gobierno fuera el presidente latinoamericano con más aceptación de su gente.