Este primero de julio de 2020, el presidente de la república Andrés Manuel López Obrador, dio un informe, con motivo de cumplir dos años de haberse llevado contundentemente la victoria que lo puso como el adalid del cambio verdadero.
Este día sin embargo, no es todo miel sobre hojuelas, porque los adversarios de la Cuarta Transformación lidereada por el primer mandatario de México, luchan fuerte aunque sin brújula y sin orden y muy deshonestamente como ellos solo lo saben hacer, por hacer permanentes ese juego de privilegios a los que estaban tan acostumbrados, importándoles desde luego muy poco el pueblo de México que cada día se hundía más y más en la pobreza y algunos millones hasta en la pobreza extrema, esa pobreza donde no te alcanza para dar tres comidas al día y a veces solo es pan con agua, tortilla con sal o lo que se encuentra de sobras en la basura.
Hoy el grito lo ponen en el cielo las agrupaciones antes doradas como lo es “Antorcha Campesina”, las empresas como Iberdrola que acapararon hasta más del 50 por ciento de las plantas generadoras de electricidad, de la llamada “Energías Limpias”, pero que en realidad limpias eran las ganancias, debido principalmente a los contratos leoninos que firmaron en contubernio con la clase política que nos gobernó anteriormente y que se pusieron de tapete para que pasaran encima de ellos a cambio de un dinerito que puede contarse en millones.
En fin que celebrar este segundo aniversario no es para todos, pues los otrora influyentes y que se sintieron dueños de México, amargados e hipócritas, con más recursos económicos quieren contrarrestar a esos 60 millones de mexicanos que ahora si creen que AMLO pudiera ser el salvador del pueblo marginado de México…ojalá y lo logre…porque por el bien de todos…primero los pobres y no hay más, si queremos un México con futuro.