Tlalnepantla, Mor.- Con varias cajas llenas de nopales robados en sus camionetas, sorprendieron nopaleros de Tlalnepantla a los “Canicas”, hijos del actual ayudante de San Agustín Amatlipac de Tlayacapan y ya rinden declaración ante el Ministerio Público. Junto con sus cómplices, productores del oro verde agarraron robándose nopales en los campos atrás del centro de acopio de Tlayacapan, en dos camionetas pick up, “agarraron a dos, pero las víctimas ya cansadas de tanto robo de sus cosechas aseguran que son muchas más bandas dedicadas al robo de nopal”, dijeron pobladores del municipio nopalero.