Cuautla, Mor.- Enmedio de desatada polémica porque el presidente de la república Andrés Manuel López Obrador festejó el centenario luctuoso del prócer revolucionario del sur Emiliano Zapata Salazar en la capital del Estado, Cuernavaca, donde se acompañó de su gabinete en pleno e instauró a 2019 como el “Año de Emiliano Zapata”, y donde se vieron grandes figuras de la política nacional y estatal, sin embargo en la opinión de los analistas se vió a “muchos colados” que son tan corruptos que se piensa “descarrilarán la Cuarta Transformación”.

En la “mañanera” de ese día 10 de Abril del 2019 el presidente y sus funcionarios mostraron como la efigie de Zapata, fue impresa en timbres de correo, en los boletos de lotería y en los boletos del Sistema de Transporte Colectivo Metro, luego asistió a la celebración en Morelos, donde no hubo ni rechiflas, ni abucheos, sólo una mujer que lo interrumpió y a la cual logró calmar y tanto el mensaje del reconocido Porfirio Muñoz Ledo, quien dicho sea de paso está lúcido pero ya no puede caminar sólo, y el discurso del presidente López Obrador fueron magníficos.

El presidente de la república, aseguró ya en Cuernavaca que su administración está acorde con los principios de “nuestros héroes”, de lealtad y honestidad pero, aludió principalmente a la figura de Zapata como un ser incorruptible, que cuando se llevó bien con Francisco I. Madero lo apoyó pero, al que le respondiera cuando ese presidente le ofreciera un rancho por sus servicios, “Señor presidente, yo no fui a la revolución para hacerme hacendado…”. Pero lo que naturalmente contrarió a todos, fue que los descendientes del líder de la Revolución del Sur, registraron la marca “Emiliano Zapata” ante el Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial, que dijeron sería para vender ropa y artículos varios para ayudar a gente del agro, cosa que nadie les creyó hasta ahora.

También el presidente López Obrador anunció que el Procampo ahora sería “Producción para el Bienestar” y que esos apoyos alcanzarían a todos incluso los cañeros, lo que la gente le festejó en grande.

Sin embargo mientras que analistas “fifis” y quienes gozaron de privilegios desmedidos en tiempos anteriores, aseguraron que las políticas seguidas no son las adecuadas, el presidente dió ejemplos de que nuestros héroes fueron mal tildados al grado de que las mujeres fifis cuando iban al baño, decían “vamos al Juárez”.
Finalmente y justo cuando se daban los operativos coordinados en todo el estado y se obtuviera una “Semana Santa Segura”, los analistas tanto de izquierda como derecha a las políticas y palabras del López Obrador, pero lo peor fue cuando aseguraron que entre los “fifís” y los “colados” corruptos, definitivamente iban a descarrilar la 4T.

Edición 872  3a semana de Abril 2019