Cuautla, Mor.- Al tiempo que el gobierno electo de Morelos encabezado por Cuauhtémoc Blanco Bravo quien le dio un rotundo y polémico “Adiós” a la clase política, y recibía las bendiciones, parabienes y todo el apoyo de la iglesia católica de voz del obispo de Cuernavaca, Monseñor Ramón Castro Castro y cuando impúdicamente el fiscal general del Estado de Morelos, Uriel Carmona Gándara, antes de rendir su informe semestral, renombrara por otros siete años, como Fiscal Anticorrupción a Juan Salazar Núñez, en el Congreso del Estado, en el parlamento juvenil, destrozaban a la actual legislatura, llamándola “corrupta y entreguista”.

“Los jóvenes se encuentran indignados por el ‘proceder’ de los diputados al aprobar reformas de último momento, jubilaciones “doradas” para sus familiares, amigos y vecinos donde todos tienen responsabilidad, por un lado el que certificó esos documentos como el que los presentó y quienes lo votaron, es una cadena de corrupción. La actual Legislatura, lamentablemente convirtió a la Casa del Pueblo en Casa de la Corrupción y servilismo político”, con estas palabras condenó Alejandro Marroquín Basave, joven estudiante de la UAEM que participó en el Parlamento Juvenil 2018 convocado por la Comisión de la Juventud de la Cámara de Diputados, a la actual LIII legislatura.

Marroquín Basave hizo un llamado a la próxima LIV legislatura local, para que deroguen las iniciativas que laceran a la entidad morelense y los decretos jubilatorios que permitirían a familiares de diputados, gozar de un derecho que no les corresponde, ya que todo “parece indicar que falsearon documentos”. Y agregó: “Ojalá en este estado se implemente la muerte civil, es una iniciativa que hay a nivel nacional, en donde aquellos que sean encontrados culpables de un acto de corrupción, en su vida vuelvan a participar en un puesto público”, remató su participación en donde hicieron uso de la tribuna, diez jóvenes que previamente fueron seleccionados entre el total de los participantes, algunos centraron su participación en impulso al deporte, la paridad de género y la educación, pero también expresaron su preocupación por la inseguridad que hay en Morelos.

Finalmente el fiscal general Uriel Carmona Gándara, rindió informe del primer semestre, no dio razones del nombramiento de nuevo de Juan Salazar Núñez en la fiscalía anticorrupción, se concretó a dar cifras de denuncias y casos resueltos al final los diputados que nada cuestionaron, le pidieron foto del recuerdo.

Edición 846 Tercera Semana de Agosto 2018.