Una andanada de improperios y acusaciones, de posturas e inconvenientes ocasionó el regreso desde Estados Unidos de Norteamérica a México, exactamente al aeropuerto de Toluca en el Estado de México, del general Salvador Cienfuegos Zepeda, detenido por casi un mes en el país del norte, que llegó se le revisó su estado de salud, se le notificó que existe una investigación en su contra y se le dejó libre para que se fuera a donde le diera la gana.
Las contrarias posiciones son en el sentido de que el General no era un hombre libre en Estados Unidos, que llegó a México desde una detención y en calidad de detenido y preso. Por ello la autoridad mexicana, la Fiscalía General de la República, debió ponerlo en separos o tras las rejas.
Ahora bien, el presidente de la república Andrés Manuel López Obrador, cuando le notificaron de la detención del General Cienfuegos, señaló que era pues una muestra de la lamentable descomposición y de la corrupción en la que se había caído en el periodo neoliberal en nuestro país. Tres días después y hasta que el general fue trasladado a México, el presidente dijo que existía desinformación y que no se había comunicado a México de las intenciones de detener al general, y eso no estaba bien, mientras que en tanto esta detención y la de Genaro García Luna, eran como utilizadas en el país del norte como acciones a favor del partido Republicano del actual presidente Donald Trump, que luchaba contra el Demócrata de Joe Biden, que al final de cuentas parece que ganó este último.
Ahora bien, el general Cienfuegos, se dice estuvo destacamentado en Guerrero y que se tenían pruebas en audios y videos de las conversaciones que tuvo con el narco sin embargo, nada de ello fue enviado a México desde Nueva York, donde estuvo al último recluido.
Es de destacar que en el libro de Anabel Hernández “México en Llamas” en la página 153, se asegura que el narcotraficante Sergio Villareal Barragán alias “el Grande”, confesó que ellos tuvieron un dominio en Guerrero y en el Distrito Federal, gracias a la colaboración del general Salvador Cienfuegos Zepeda que fue comandante en Guerrero del 2005 al 2007 y en el Distrito Federal.