Cuautla, Mor.-Al tiempo que en un comunicado el PRI estatal lo destituía, en la calle, ante las puertas cerradas de la sede del Comité Directivo Estatal del Partido Revolucionario Institucional, Alberto Martínez González, afirmó que sigue al frente de la dirigencia del tricolor y acusó de difundir el video al gobierno del estado para afectar al PRI, que analizará si procede legalmente por haber sido cesado, medida que consideró excesiva y si es así, negociará con el comité nacional para que se elija de inmediato a la dirigencia con base a los estatutos, que seguirá apoyando a sus candidatos y que su estructura no está quebrada.

El también diputado local pidió perdón a la ciudadanía por el “error” que cometió, sin embargo, se dijo víctima del gobierno estatal al que culpó de divulgar el video en el que insulta a los policías “para afectar su imagen y la del PRI”. Lamentó que el candidato del tricolor a la gubernatura, Jorge Meade Ocaranza, no lo haya apoyado en tal situación y, al contrario, determinó su cese cuando no es su facultad. “Exijo una explicación de Meade Ocaranza, pues habla de principios morales y de buenas costumbres, cuando en su familia hay sucesos similares y hasta peores”, manifestó Alberto Martínez.

Expreso Edición 833.  Segunda Semana de Mayo 2018

Facebook Comments