Cuautla, Mor.- Comprometiéndose a cumplir y a hacer cumplir la constitución de los Estados Unidos Mexicanos y la del Estado Libre y Soberano de Morelos, este primero de octubre del año 2018 rindió protesta el ciudadano Cuauhtémoc Blanco Bravo, ya como gobernador constitucional, quien repitió en varias ocasiones “No les voy a Fallar”.

“No les voy a Fallar”, fue la frase con la que el famoso “Cuau”, recibió las andanadas de aplausos de sus invitados, amigos, personalidades de la política a nivel nacional y local y claro pese a que hubo muchos que disfrutaron de los beneficios de las pasadas administraciones panistas, incluso de la que acaba de terminar, la del nefasto Graco Ramírez Garrido Abreu, el evento no deslució, pero si llamaron la atención varios “canteranos” del Club de Futbol América, como Roberto Alvez “Zaguiño”, Germán Villa, Braulio Luna, entre otros, quienes se dijo se sumarán al equipo del gobernador Germán Villa como director del deporte en el estado e Isaac Terrazas como director del fideicomiso del estadio Fidel “Coruco” Díaz, de Zacatepec, según versiones extraoficiales.

El nuevo gobernador del estado se declaró de origen humilde, sincero y señaló que defenderá a la entidad y su gente como lo hiciera algún día con la camiseta de la Selección Mexicana, pues “todos ustedes saben que gente soy de esfuerzo demostrado a lo largo de mi vida y de toda mi carrera”, espetó.
Luego de la toma de protesta, presentó a los integrantes de su gabinete, a quienes exigió conducirse con honestidad y realizar un trabajo impecable, para corresponder a la confianza de la ciudadanía que el pasado uno de julio puso el futuro del Estado de Morelos en sus manos, durante los próximos seis años.
Cuauhtémoc Blanco pidió a los secretarios de despacho que el mejorar las condiciones en las que se encuentra el Estado, sea su impulso diario, así como conservar ante todo su dignidad intacta y mantener la frente en alto y la conciencia tranquila sabiendo que son congruentes en su forma de pensar y de actuar.

“Las mujeres y hombres que me acompañan en la importante encomienda que los morelenses depositaron en mí, fueron designados tomando en cuenta su integridad, capacidad, vocación y entrega por servir a los demás. Desde este momento su prioridad es velar por los intereses de las familias de Morelos”. Al final el gobernador expresó a su equipo de trabajo que son parte de un momento histórico donde se pondrá un alto a prácticas desleales para que no se repitan los abusos y traiciones que anteriores servidores públicos cometieron y que tanto daño han causado a la sociedad, “hagan que su trabajo esté a la altura del momento que vivimos”, concluyó el “Cuauh”.

Edición 851 Primera Semana de Octubre 2018.