Axochiapan, Mor.-Al concluir la misa dominical el pasado 28 de enero en el atrio de la iglesia del padre Jesús, el presbítero Omar Pérez Uribe, dio un mensaje: “hoy gracias a Dios cerramos este periodo de nuestra fiesta patronal, y yo creo con objetividad, que es la obligación moral de todos nosotros decirlo, así como dice el Papa Francisco, ´sueño con una Iglesia en salida, no autorreferente, que no pase lejos de las heridas del hombre´, y lo hemos visto en algunas otras ocasiones; ojalá que nosotros en la comunidad soñemos y deseemos una fiesta sin alcohol y sin violencia, quien tenga el criterio de decir eso no es posible; es un deseo que si todos nos comprometemos algún día eso podría venir a menudo, la acción cuando se alcoholiza se manifiestan los signos de violencia, no seamos omisos porque eso es una falta”.

Añadió, “lo que tenemos que hacer es trabajar para que esas situaciones sigan cambiando, desearía que un día la fe en Jesús, la fe en San Pablito no se manifestaran esas escenas que siguen lastimando no a una familia, lastiman a una comunidad; somos generosos, ojalá que con esa generosidad sigamos con la reflexión, todas las instituciones y las comunidades debemos tomar conciencia; no se hace una feria con eventos aislados, se construye una ciudad y una ciudadanía todos unidos, ojalá entremos a eso.

La construcción de la ciudadanía es todos los días, que no nos pase como el canto de las sirenas, seamos una comunidad crítica, que todos los días la construyamos desde lo que nos toca, y lo más importante ayudar a los semejantes, cuidarnos, que siga la reflexión”, concluyó.

Expreso Edición 820.  Primera Semana de Febrero 2018.