Ocuituco, Mor.- Al tiempo que el presidente de la república, Andrés Manuel López Obrador se reunía con los banqueros del país en el vecino estado de Guerrero, en Acapulco. En Morelos el gobernador Cuauhtémoc Blanco Bravo asistía al primer encuentro de productores de Aguacate en este municipio de Ocuituco, Morelos y sentenciaba que en esta entidad deben terminarse los abusos a al gente del campo y anunció la terminación de 164 ollas de 300 y 500 metros cúbicos de agua.
“Tenemos mucha confianza en usted”, expresaron productores de aguacate del estado al gobernador Cuauhtémoc Blanco Bravo, quien se comprometió a impulsar la comercialización de sus productos de manera directa, sin intermediarios, para incrementar la economía de las familias que cultivan este fruto.
Con más de cinco mil hectáreas sembradas y con el ambicioso proyecto de llegar a superar las 10 mil hectáreas con la calidad del aguacate morelense se tiene un nicho de mercado en entidades como Jalisco, Puebla, Guerrero, Estado de México e incluso Michoacán, y en algunos casos se exporta al extranjero.
Sin embargo aún existen intermediarios que vienen de otros lugares y pagan poco a los productores, se llevan los aguacates y los venden a un precio que les deja jugosas ganancias.


Por lo que, Cuauhtémoc Blanco afirmó que es tiempo de “terminar con esos abusos”, ante aguacateros de Ocuituco, Tetela del Volcán, Hueyapan, Yecapixtla, Zacualpan de Amilpas, Tlalnepantla, Totolapan, Tetela del Monte, quienes acudieron al Primer Encuentro Estatal de Productores de Aguacate. Eber Gutiérrez Aguilar, en voz los hombres del campo, reconoció el trabajo realizado a casi seis meses de haber iniciado esta administración; asimismo, ofreció a Blanco Bravo su respaldo total. “Vemos buena intención, vemos que a pesar de que apenas está iniciando su gestión está dando resultados y tenemos mucha confianza en usted y en su equipo”, expresó el productor de Tetela del Volcán.


En el encuentro, Guillermo López Ruvalcaba, titular de la Secretaría de Desarrollo Agropecuario, expuso el Proyecto Estratégico Aguacate, dentro del cual se construyen 164 ollas de captación de agua y se entregan fertilizantes certificados para garantizar la calidad de las plantas. Allí López Ruvalcaba señaló que en la administración anterior se dieron costales llenos de cualquier cosa pero, que no era fertilizante y que ya se habían interpuesto las denuncias. Hoy la meta es ambiciosa, además de pasar a 10 mil hectáreas de cultivo en el estado, se busca lograr la certificación para exportar una mayor cantidad de toneladas, señaló López Ruvalcaba.
Alli el presidente Municipal anfitrión Juan Jesús Anzúres específicó que una hectárea de aguacate se cubre con 160 árboles aproximadamente y que cada árbol puede dar entre 500 y 600 kilos por año y en las partes frías, cada dos años.

Edic. 869 3a Semana de Marzo 2019.