Cuautla, Mor.- Calificando como de “una verdadera locura” el que haya 23 partidos políticos en la contienda electoral del próximo 6 de junio de este 2021, en el estado de Morelos, donde según gobierna Cuauhtémoc Blanco Bravo, y quien será enjuiciado por no extenderle presupuesto pedido por el IMPEPAC pues de los 55 millones solicitados, sólo le otorgó 33 y ahora, es el Tribunal Estatal Electoral quien reclama a Cuauhtémoc Blanco no haber gestionado los recursos suficientes para que el órgano jurisdiccional local haga frente a la carga de trabajo que se le avecina.
Como ya es costumbre, Expreso el semanario Líder en Morelos, salió a la calle a preguntarle a la gente ¿qué opinión le merece que en Morelos haya 23 partidos políticos para competir en la contienda electoral del próximo seis de junio?. Las respuestas fueron de un extremo al otro, desde el desconocimiento, el no me importa o el “me vale madre”, hasta calificarlo de una “verdadera locura” y ¿para que tantos?, “es que solo lo ven como negocio personal o de familia”, “son unos verdaderos cínicos desvergonzados”, es una “caricatura democrática”, es el “claro ejemplo de lo que se vive en un estado donde todo se toma al juego, a la juerga y al desmadre, pues el gobernador no tiene oficio, ni sabe en donde se vino a parar y cada quien hace lo que le pega la gana”. Claro, estas preguntas a la ciudadanía fueron hechas con todas las medidas sanitarias que ordena el semáforo naranja en el que aún estará Morelos desde el primero de marzo y hasta el 15 por lo menos, donde además de las actividades económicas esenciales, se permitirá que las empresas de las actividades económicas no esenciales trabajen con el 30% del personal para su funcionamiento, siempre tomando en cuenta las medidas de cuidado máximo para las personas con mayor riesgo de presentar un cuadro grave de COVID-19, se abrirán los espacios públicos abiertos con un aforo (cantidad de personas) reducido.
Así, a 10 días de que venza el plazo legal para que los partidos políticos definan a sus candidatos y procedan a registrarlos ante la autoridad electoral, hay quienes ya se amarraron con algún partido y toman en serio su participación. Quienes todavía dudan si aceptan o no las candidaturas que les han ofrecido y los que sí quieren jugársela, pero andan coqueteando con varios partidos, a ver cuál podía ser su mejor opción. Al IMPEPAC no le autorizaron más recursos, a pesar de que el Tribunal insistió en que ya con la existencia de 23 partidos políticos con registro vigente en la entidad, la expectativa de sobre carga de trabajo se antoja como abrumadora y sería necesario contratar y capacitar, de forma profesional, a personal con cierto perfil, cuyos
honorarios y requerimientos para realizar su labor no serían posibles de cubrir con el presupuesto actualmente autorizado por el Congreso. Además de que las boletas electorales tendrán que ser ahora doble carta y no tamaño carta como se acostumbraba y eso eroga un incremento al presupuesto.
El detonador de la molestia, crecida de lo político a lo jurídico, comenzó con el oficio que la secretaria de Hacienda del gobierno del ex jugador estrella de fútbol, Mónica Boggio Tomazas Merino, remitió al Tribunal, negando la ampliación presupuestal que intentaba conseguir el órgano responsable de resolver legalmente los recursos que en materia electoral le corresponden, señalando que el presupuesto entregado es superior al de 2018, donde hubo elecciones federales. De ello, el Tribunal argumenta que existió omisión por parte del gobernador y de la secretaria de Hacienda, bajo su mando.